Seleccionar página

Muchas personas no ahorran porque no saben cómo empezar. Se pueden buscar consejos y formas de hacerlo, pero generalmente toma tiempo comenzar a ver resultados y las personas suelen desesperarse en el intento. Ahorrar no es una tarea sencilla pero su éxito mucho tiene que ver con la forma de ahorro que elija.

Sería perfecto e ideal contar con una forma de ahorro que ni siquiera se sintiera, por eso el ahorro “en automático” puede ser la mejor opción para usted, sobre todo si tiene problemas para apartar dinero cada mes:

Ahorro formal

Transferencias automáticas: muchos bancos ofrecen la modalidad en la que puede hacer transferencias automáticas cierto día del mes, por ejemplo en cuanto le depositan desde su cuenta corriente a su cuenta de ahorros en el trabajo.

Haga su dinero inaccesible: otra forma muy interesante es dejando su dinero fuera de su alcance para que no se vea tentado a utilizarlo. Puede ser por medio de inversiones o creando una cuenta de ahorro que no se encuentre vinculada a ninguna tarjeta.

Cuenta de ahorro programada: cada mes hace depósitos a una cuenta de ahorros y verá cómo van creciendo al final del mes o del año.

Ahorro informal

Escóndalo: esconda su dinero en diferentes partes de su hogar. Anote en donde tiene el dinero y cuánto tiene, para que de ser realmente necesario tenga acceso, sin embargo en su vida normal debe olvidarse por completo de que ese dinero existe.

Ajuste sus gastos: otra forma de ahorro es poner en orden sus gastos, y controlar todo lo que sale de su bolsillo. Anote a detalle todo lo que gasta en la semana y haga una lista de lo que es realmente importante y de lo que puede prescindir.

Conozca sus límites: cuando no pueda costearse algún gasto absténgase en lugar de sacarlo a crédito o solicitar un préstamo. Compre cosas únicamente cuando pueda costearlas holgadamente, o ahorre para poder pagarlas más adelante.

Haga compras inteligentes: deje de desperdiciar su dinero con cosas baratas. No estamos sugiriendo que gaste mucho dinero sino que haga compras inteligentes. Por ejemplo, cuando compre ropa no haga compras de ropa barata, es mejor que invierta en una sola vez en algo que durará mucho tiempo. Cuando compra ropa barata deberá estar comprando constantemente por el desgaste.

Si estas estrategias de ahorro no le funcionan, intente nuevas. Existen muchas formas de ahorro pero debe comenzar viendo la importancia del ahorro, que es poder asegurar un futuro y estar prevenido ante imprevistos.