Seleccionar página

Llevar sus finanzas por el camino correcto inicia cuando deja de culpar a todas las instituciones y a los demás acerca de la situación en la que se encuentra ahora. Aunque puede ser liberador en su momento desahogase y culpar a los demás, debe recordar que el conjunto de decisiones que tomó en el pasado lo han llevado a su situación actual.

¿Se encuentra ahogado en deudas o pagando tarjetas? Debe detenerse a pensar cómo llegó hasta este punto, quizás debió dejar de adquirir tarjetas de crédito si su capacidad de pago no era la suficiente. Deliberadamente decidió acudir a un banco y solicitar la tarjeta o fue activada sin remordimiento, y a pesar de que tener tarjetas no es malo si se administra inteligentemente, usted tomó la decisión de todas las compras que hizo.

Tenemos una serie de consejos que puede poner en práctica para comenzar a tomar las riendas de sus finanzas.

Busque ayuda profesional

Si es un tema que no se le da mucho, lo mejor es que busque asesorías con profesionales que sí saben sobre finanzas. Los consejos de su familia y amigos no son muy recomendables, ya que pueden ser consejos muy subjetivos basados en su caso particular y en experiencias buenas y malas que no aplican con usted.

Infórmese

Si sus decisiones no han sido las mejores es por falta de información o educación. No sabe qué tipo de instrumentos financieros existen en el mercado, no ha hecho comparaciones cuando era necesario y es así como ha llegado a su situación. Muchas personas no invierten tiempo en educarse porque no lo creen conveniente y cuando es hora de tomar decisiones no cuentan con la información necesaria.

Prevéngase

La prevención es su arma ante cualquier adversidad financiera ¿Cómo puede prevenirse? Con el ahorro y la inversión, así siempre tendrá dinero para hacer frente a los imprevistos.

  • ¿Se averió su coche? La prevención sería el ahorro o un seguro automovilístico, así no se verán afectadas sus finanzas.
  •  ¿Se ha enfermado o tiene una emergencia médica? Un seguro de vida o de gastos médicos debe ser suficiente para cubrir el máximo y no tener que gastar grandes cantidades.
  • ¿Algún familiar le pide ayuda económica? Un fondo de ahorro de emergencias puede ayudarle ante cualquier eventualidad imprevista.
  • ¿Algún desastre natural ha dejado su hogar con reparaciones por hacer? Su seguro a la vivienda o fondo de emergencia le ayudan a solventarlo.

Si bien no se puede tener control de todo lo que pasa con la economía del mundo usted sí puede controlar sus gastos y prevenirse. Las finanzas personales le competen solamente a usted, y debe hacerse responsable y asegurarse que nadie más pueda afectarlas. Excusas hay muchas pero al final del día es importante que de una vez, tome las riendas de sus finanzas.