Seleccionar página

Una gran cantidad de personas llegan a un punto de endeudamiento severo y todo se resume a la falta de precaución al momento de tomar decisiones financieras. Como el error más común, que es gastar fuera de presupuesto, es decir, endeudarse o comprar en grandes cantidades sabiendo que su salario percibido es menor y por lo tanto rebasa sus límites, y cuando esto pasa optamos por una salida fácil: El préstamo.

Es necesario crear consciencia de las consecuencias que el endeudamiento puede traer a su vida, pero antes de que pase o si ya salió de ese endeudamiento le mostramos las razones en lo que está fallando y los que lo llevan a endeudarse:

Razones de endeudamiento

Aceptación social
Estamos en la era del consumismo donde se le da la importancia la cantidad y no a la calidad, donde parece que entre más se gasta independientemente si es en cosas útiles o no, más valor se tiene. Sin embargo las personas parecen no relacionar esto con su presupuesto de ingresos.

Analice qué necesita realmente y qué mercancía obtiene solo por seguir a los demás. Procure llevar un estilo de vida de acuerdo a su salario.

Facilidades en establecimientos
Además las tiendas y establecimientos incentivan esta cultura consumista con pagos pequeños, pero con un tiempo considerable pagándolo, meses sin intereses, y demás promociones en las que es muy fácil caer cuando no contamos con la suficiente educación financiera que nos podrá hacer ver que no tiene caso pagar por una comida de una tarde durante meses y meses.

Falta de investigación previa
Y nos referimos a las instancias bancarias que ponen muy poco filtros al momento de entregar un préstamo, es decir no se preocupan por investigar si tienen adeudos en la central de riesgos previos o si su salario es suficiente para no endeudarse después del préstamo lo que incentiva a que más personas queden endeudadas.

Falta de planeación y presupuesto
El fallo principal de los deudores, la carencia de una planeación previa dentro de su presupuesto. Al no contar con un control usted pierde el punto sobre lo que debe pagar y el dinero con el que cuenta. Este tipo de fallos son más evidentes en temporadas de altas compras como en vísperas navideñas y épocas de liquidación.

Recuerde que en su presupuesto debe incluir el pago de ciertos impuestos anuales, los cuales si no toma en cuenta pondrán en desequilibrio su economía personal.

Poco interés en educación financiera
En nuestra cultura un porcentaje muy bajo de la población se preocupa por informarse sobre sus finanzas, sobre cómo realizar un presupuesto, el mejor lugar para obtener una tarjeta de crédito, la revisión de tasas de interés, requisitos, etc. El creer que tenemos la razón sin darnos tiempo de investigar o leer sobre finanzas, un error común del peruano.

Falta de autoestima
Una persona envuelta en una gran deuda, comenzará a tener repercusiones en su ánimo, si se desespera y no ve la salida dejará que la deuda crezca ya que no se sentirá capaz de salir de ella.

Elevada autoestima
Por el lado contrario, una alta autoestima le hará pensar que es capaz de cubrir cualquier deuda así que gastará sin prepararse y analizar si puede o no saldar sus deudas, este tipo de personas puede caer fácilmente en la central de riesgos.