Seleccionar página

Recibir dinero siempre será motivo de felicidad y lo llena de emociones de solo pensar que puede adquirir cosas nuevas, aunque esa emoción puede dejarlo sin ideas claras y si le gana la emoción a la razón terminará gastando grandes cantidades de dinero en cosas no tan útiles de las cuales podríamos arrepentirse.

Al momento de hacer compras lo ideal es dejar los sentimientos y emociones de lado y pensar con la cabeza fría, no es fácil, pero tampoco es imposible.

No malgaste su dinero

Cuando reciba dinero de más en su trabajo como un bono extra o el dinero que se recibe a final de año, no vaya corriendo a la tienda a gastarlo, la emoción y euforia que causa este tipo de circunstancias si no aprende a controlarse lo hará gastar mucho dinero.

No se deje llevar

Al vivir momentos agradables hacemos lo posible por extender esos instantes, sin embargo, al momento de hacer esto invertimos nuestro dinero. Debe estar consciente de que esos momentos agradables duran un determinado tiempo.

Quítese de su mente la idea de “Después veo cómo lo pago” debe actuar al momento y parar si es necesario. Sobre todo si sabe que no cuenta con los recursos económicos en el momento.

Las compras no son una terapia

Si está muy triste o muy feliz, olvídese de ir de compras. Si va con estos estados de ánimo muy marcados, estarán ganando sus emociones sobre la razón y gastará innecesariamente.

Las personas, sobre todo en las mujeres suelen tener la idea de que ir de compras solucionara los días malos en su vida, pero nada está más lejos de la realidad.

Para sentirse mejor hay muchas actividades creativas que puede realizar sin necesidad de despilfarrar su dinero. Además la sensación de placer que le dan las compras es momentánea por lo que en algún momento se sentirá infeliz de nuevo.

No caiga en la trampa de las ofertas

Las ofertas aplican cuando está en la tienda buscando un determinado artículo y este se encuentra en oferta, pero si usted llega a una tienda sin tener nada claro en mente o con otra persona, pero algún artículo tiene una oferta “irresistible” y lo adquiere está cayendo en la trampa de la publicidad.

Si asiste en temporada de ofertas a las tiendas lleve una lista previa de lo que necesita, y deje de lado los artículos que no sean necesarios, aunque tenga una súper oferta.

Consiga sus objetivos

Realizar sus objetivos o metas está directamente relacionado con la disciplina y la planeación adecuada. Sin estos dos elementos sería imposible llegar a nuestros objetivos.

Si no está habituado a trabajar de forma disciplinada con las cuestiones de dinero le costará un poco de trabajo, pero debe hacer un esfuerzo ya que, a mediano, corto y largo plazo los resultados en sus finanzas serán positivos.

Cambie la idea de su dinero

Comprar no tiene nada de malo, sus adquisiciones son resultado de su esfuerzo mediante el trabajo es lo que permite acceder a un estilo de vida y subsistir.

La clave consiste en usarlo correctamente para no generar deudas o problemas económicos.