Seleccionar página

Quién no ha escuchado que después de un rompimiento amoroso ayuda mucho salir de compras. La mayoría de las veces relacionamos hacer compras con un sentimiento de felicidad. Como a todos nos gusta sentirnos felices sus finanzas podrían salir afectadas con este tipo de compras.

Las temporadas de ofertas no ayudan mucho para poder resistirse a las compras compulsivas. Incluso la sensación de realización personal aumenta cuando usted llega a conseguir lo que realmente estaba buscando a través de las ofertas. Sin embargo dejando de un lado lo que es necesidad de lo que es deseo las deudas y pagos llegan puntuales.

Evitando las compras compulsivas

Tenemos una serie de reglas o trucos que puedes seguir para evitar caer en las compras compulsivas.

Haga una lista

Si normalmente sabe que tiene problemas recordando o que muy fácilmente se ve tentado a comprar cosas que no necesita, haga una lista al salir de compras. Aprenderá a conocer la sensación de realización de haberse apegado completamente a su lista y que sus finanzas no se vean afectadas al final del mes.

Límite su dinero

Cuándo va a salir de compras, acompañado de una lista, trate de llevar un estimado únicamente de lo que piensa gastar. Es imposible saber exactamente cuáles son los precios de todos los artículos que compra, pero puede hacer un estimado y así no se sobrepasará con los gastos.

Regla de los 10 minutos

Si no está seguro cuando desea comprar algún artículo, existe esta famosa regla de los 10 minutos. Consiste en llevar un artículo con usted por 10 minutos seguidos. Si al finalizar esos 10 minutos aún siente la necesidad de comprarlo, hágalo. La mayoría de las veces cuando no es un producto de necesidad llega a reconsiderarlo antes de comprarlo después de los 10 minutos.

Apóyese con los demás

Cuándo cuenta a los demás su problema podrán funcionar como un apoyo moral. Salga acompañado de las personas y cuando se vea tentado a comprar algo ellos le ayudarán a resistirse. La recordarán que muchas veces no es necesario comprar cosas para sentirse feliz.

Evalúe sus emociones

Muchas personas que tienen este problema de compras compulsivas se han dado cuenta que el problema se desarrolla más cuando tiene un estado de tristeza o enojo. Poder reconocerse en el estado de ánimo le puede ayudar a evitar salir de compras cuando siente estas emociones. Al final de cuentas la sensación de felicidad es solamente momentánea, muchas veces deberá seguir gastando para poder sentir que probablemente es feliz. Pero al final del mes las deudas llegarán.

Al momento de hacer compras que podrían considerarse como caprichos es necesario que haga una valoración de sus necesidades y si realmente puede costearlo. No trate de llevar una vida fuera de sus posibilidades económicas. Recuerde hacer una evaluación de sus necesidades y deseos antes de cada compra.

 

Si por otro lado es una vida que realmente le gusta, puede ver opciones de ahorro e inversiones que le ayuden a hacer crecer su dinero para poder llevar este estilo de vida.